Mamá MeepleNoticias

Su turno, nuestro turno.

Han pasado unos días desde el 8 de marzo, lo sé. Ha pasado un tiempo desde esa fecha en la que tod@s parecemos estar más concienciad@s. Durante esa semana parecemos estar más atentos a todo: de lo que nos une y nos separa. Y fue en esos días cuando escuché (o leí) lo siguiente:

Hay muchas más portadas de juegos de mesa con ovejas que con mujeres. 

Disculpadme, no recuerdo si la frase era exactamente así ni de dónde venía esa información, pero se me quedó muy dentro.

Sí, ya sé que no debería haberme sorprendido, pues hay tantísimos ejemplos de discriminación y poca representación femenina… pero lo hizo, puesto que afectaba a nuestro hobby, a aquel al que dedicamos horas en familia: mayores y pequeños, las chicas y los chicos de la casa… ¿Cómo era posible que no hubiera prestado ninguna atención a ese tema?

Se lo comenté a los peques y decidimos hacer un pequeño estudio en casa.

Estuvimos analizando los juegos que tenemos en casa y los que solemos jugar en la asociación. Y es cierto, nos fue muy difícil encontrar ejemplos femeninos en ellos, tanto en las ilustraciones como en los nombres de los autores.

Representación

Siempre hemos considerado este hobby como inclusivo en todos los aspectos: todos y todas podemos unirnos al juego sea cual sea nuestro sexo, pero también nuestra raza, edad, situacion económica, habilidades, inteligencias… Y podemos encontrar varios casos en los que se tienen en cuenta posibles dificultades, por ejemplo visuales.

No obstante, ¿os habéis parado a observar a l@s protagonistas?

The Queen's Gambit receives worldwide praise as it hits no. 1 in 27  countries | chess24.com
Aprovechemos el tirón de los juegos de mesa y el papel de la mujer gracias a la serie de Netflix “Gambito de Dama”, hagamos visibles a nuestras autoras.

Obviamente, centrándonos en aquellos en los que debemos controlar personajes sexualizados, en su gran mayoría los del género femenino están muy lejos de simbolizar el deseado 50%.

Por supuesto también encontramos casos igualitarios, como El castillo del Terror (firmado por Manu Sánchez Montero) con tantas opciones masculinas como femeninas y con las mismas habilidades. También debemos señalarlo.

Creadoras

En casa no solemos prestarles mucha atención. Solamente vemos si el juego nos llama la atención o no, pero es verdad que los nombres que se suelen oír, aquellos que se van conociendo a medida que te vas adentrando en este mundillo, siempre son hombres. Así que, como “lo que no se ve, no existe”, allá va nuestra campaña de visualización y  homenaje.


Comenzamos con Inka Brand, coautora de tres ganadores de Spiel das Jahres y de la que estamos seguros conoceréis alguno de sus juegos: el actual Andor Junior, la saga Exit, La torre encantada, La Villa

También se llevó el galardón Daniela Stöhr, con su juego Pictures en la edición del 2020.

El año anterior, 2019, dos de los premios se los otorgaron a mujeres: Elizabeth Hargrave, por su reconocido Wingspan, y a Marie Fort, por El valle de los vikingos, muy interesante para los pequeños de la casa.

Como caso curioso el de Miranda Evarts, que vio con solo 8 años su obra en las tiendas: Reinas durmientes.

Respecto a ilustradoras no podemos olvidarnos de Marie Cardouat, que ha realizado un magnífico trabajo en muchos juegos, como Topito, Marrakech… pero destaca especialmente en Dixit.

¿Y en España? ¿No tenemos autoras? ¡Faltaría más!

Se espera con ansias la segunda edición de The Red Cathedral, de Sheila Santos, ya que fue todo un éxito en su salida a las estanterías.

Y también querríamos destacar a Patricia de Blas, que nos hizo adentrarnos en el mundo del rol infantil con sus Pequeños detectives de monstruos y Los Buscaduendes.

Desde luego existen muchos más casos y os animamos a continuar con nuestra pequeña investigación para tomar conciencia, que es el primer paso para cualquier cambio. Y, si es en familia, mejor.

¡Os toca!

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Noticias Similares

Menú